Raquel y Marcos

Siempre dicen que de una boda sale otra boda, este es el caso de la boda de Raquel y Marcos ya que hace tiempo hice la boda de su mejor amiga Cristina.

Desde un primer momento Raquel lo tenía muy claro quería video para su gran día y nunca mejor dicho lo de gran día; ambos estuvieron preparando su boda con esmero, pensando en los detalles y en que todos sus invitados estuviesen cómodos y sobre todo, no pasasen sed pues iba a ser un día de mucho ajetreo. Comenzando por el lugar de la celebración, una pequeña ermita en mitad de la nada en la cual Raquel siempre decía desde pequeña: «Cuando me casé lo haré aquí» y así fue. Una preciosa ceremonia, con un coro grandioso y un no menos grandioso cura, llegado recientemente de estar de misionero durante media vida.

Como lugar de celebración eligieron La Granja en Santa María de Cayón, donde los novios fueron recibidos no sólo por los invitados, sino por todos los amigos abriendo gas a fondo! Risas, lágrimas, abrazos, bailes se fueron sucediendo durante todo el día en una jornada que sin lugar a dudas sus protagonistas nunca olvidarán.

Es mucho lo vivido ese día, pero aquí os dejo concentrado un resumen de lo que sucedió, si queréis ver más no tenéis más que pedirle a Raquel y Marcos que os inviten a casa.

Sin más dilación, dentro video!

Fotogramas extraidos del video:

3

4

5

6

7

8

9

10