diego teja

Soy Diego Teja, la mente inquieta y soñadora que hay tras La Casa Azul. Desde hace un tiempo he pasado a ser el Director Creativo, como mis propios compañeros me denominan. Pero antes de nada quiero dar las gracias a mi exjefe por despedirme y permitirme comenzar esta maravillosa aventura. Y como no hay mal que por bien no venga, esta piedra en el camino me permitió descubrir aún más un campo poco explorado como es la videografía nupcial, lo cual se ha convertido en mi mayor pasión y obsesión.

Atrás quedaron los tiempos de las dudas, los miedos y las inseguridades; se claramente el camino que quiero seguir y a donde quiero llegar y vosotros podéis ser parte de esta aventura que comenzó hace casi 10 años. De mí dicen que soy un puto romántico, loco por mi trabajo y en constante búsqueda de la perfección; es algo que no puedo evitar soy muy auto exigente con todo lo que hago y siempre intento exprimir al máximo mis trabajos. Si hace años me hubiesen dicho que soy extrovertido no habría creído al insensato que hubiese soltado esas palabras, pero con el tiempo parece ser que es así y es lo que adoro de este trabajo; conocer gente.

La Casa Azul ha ido creciendo poco a poco, con nuevos colaboradores que pasan de ser compañeros a amigos. Nos gusta el trabajo bien hecho y es que somos incansables, pacientes, y en ocasiones arriesgados. Nuestro objetivo es captar las emociones auténticas, las que aparecen sin avisar, las que duran un pequeño instante y nosotros convertimos en imperecederas.

Nuestra trayectoria ha sido reconocida en varias ocasiones pero la única opinión que realmente nos interesa es la vuestra. Queremos sorprenderos y emocionaros y  vivir junto a vosotros el día más importante de vuestra vida para entregaros un recuerdo único e irrepetible.

Nuestros caminos acaban de cruzarse en el momento justo, en el lugar adecuado… Estamos deseando conoceros!

¿A qué esperáis a que contemos vuestra historia?